parábolas

   
 

                                                                                                                                                

La cuestión de la herencia

 

Entonces alguien de la multitud le dijo a Jesús:
—Maestro, mi padre acaba de morir. Dile a mi hermano que comparta conmigo lo que pertenecía a mi padre.
Pero Jesús le dijo:
—Hombre, ¿quién dijo que yo soy su juez o que debo decidir cómo deben compartir lo que dejó tu padre?
Luego Jesús les dijo:
—Tengan cuidado de no caer en ninguna clase de avaricia. La vida no depende de lo que tienen, así sea mucho.

Entonces les contó una historia: “Un hombre rico tenía un terreno que produjo una cosecha muy buena. Él pensó: ‘¿Qué hago ahora que no tengo donde guardar la cosecha?’ Entonces se dijo: ‘Esto es lo que voy a hacer: tumbaré todos mis graneros y los haré más grandes. Así podré guardar allí toda mi cosecha y todo lo demás. Me diré a mí mismo: Tienes bastante acumulado para muchos años. Entonces tómalo con calma, come, bebe y diviértete’. Pero Dios le dijo: ‘Tonto, esta noche morirás, y entonces ¿quién se quedará con todo lo que guardaste?’ “Esto es lo que pasa con el que consigue mucho para sí mismo, pero no es rico ante los ojos de Dios”.

Fuente: reflexiones cristianas                                                                                                   Winston Pauta Ávila

...hasta pronto.                                                                                                                            Con amor y Carińo. Saludos,                                                                                                        evelio mariano

                                                             Enviar esta página a un amigo.